Fue el 9 de Marzo de 1919 a las 10.30 cuando por primera vez una aeronave aterrizaba en Málaga. Se trataba de un avión Salmson 2A haciendo pruebas de lo que más tarde sería  la línea Toulouse-Barcelona-Alicante-Málaga-Casablanca.

La línea, que  finalmente se estrenó el dos de septiembre del mismo año, hizo posible la conexión entre Europa y África.

El lugar donde aterrizaron (la finca de El Rompedizo) resultó ser un lugar ideal para tomar tierra. Por ello, el aeropuerto se construyó exactamente en la misma ubicación donde se testeó aquel vuelo. Este hecho convierte a  nuestro aeropuerto en el más longevo del país, ya que el resto de aeropuertos españoles no mantienen su ubicación original.

Un siglo más tarde, el pasado sábado  9 de marzo, se recreó ese primer vuelo de prueba. Esta vez era una avioneta Piper Warrior III del Real Aeroclub de Málaga aterrizando a la misma hora. Los bomberos estaban esperándola para hacerle un saludo con el tradicional arco de agua. También se quiso hacer este saludo especial a un avión comercial que aterrizaba pocos minutos después, era un vuelo de la compañía EasyJet procedente de Liverpool con 151 pasajeros a bordo.

LOGO-100-SAE-MM-AERTEC-ateneo

El director del aeropuerto, Salvador Merino, dio la bienvenida a ambas tripulaciones y recordó que la celebración del centenario tendrá lugar el próximo 2 de septiembre. “Este año en Málaga, estamos de celebración. Se cumple un siglo de una de las infraestructuras públicas más importantes de la provincia y la región, motor del desarrollo económico y garante de la cohesión social y territorial”. Dijo Merino.

100 años después, más de 50 compañías aéreas operan aquí, conectando así la capital malagueña con más de un centenar de destinos alrededor del mundo. En los próximos meses se abrirán nuevas rutas, por ejemplo, a Riad capital de Arabia Saudita, se aumentarán un 85% el número de plazas a Glasgow y un 26% la disponibilidad a Suecia.

Durante este siglo, aproximadamente 400 millones de pasajeros han pasado por alguna de las terminales del aeropuerto de Málaga Costa del Sol. El aeropuerto de Málaga se ha consolidado como un factor clave para los inversores extranjeros en la toma de decisión de invertir en nuestra ciudad ya que es muy sencillo conectar las oficinas del exterior con las oficinas localizadas en Málaga.

En el año 2018, el aeropuerto tuvo más de 19 millones de pasajeros. Este dato convierte al aeropuerto malagueño en la infraestructura aeroportuaria más importante de Andalucía y la tercera de España. Suponiendo un centro importante de empleo y que facilita el desarrollo turístico y la atracción de inversores del exterior incentivados por unas buenas conexiones nacionales e internacionales.