2019 ha sido, sin duda, un gran año para el aeropuerto, una de las razones fue la celebración de su centenario, siendo una de las más importantes infraestructuras públicas, por lo que se ha convertido en un importante motor económico del desarrollo de la ciudad de Málaga.

En 2019 ha conseguido batir récord en el tráfico de pasajeros, con un total de 19,856,299 pasajeros que despegaron o aterrizaron en el aeropuerto malagueño, un 4,4% más que en 2018. Pero también 2019 ha sido el año en el que se han superado los 400 millones de pasajeros transportados desde que el aeropuerto naciese hace 100 años.

Por destinos, Reino Unido mantiene su posición líder, hubo casi 6.000.000 de vuelos entre UK y Málaga, lo que significa un 2,2% más que en 2018. La segunda posición es para los vuelos domésticos, el mercado local continúa creciendo con un 7,5% más que el pasado año. Alemania obtiene la tercera posición con casi 1,600,000 pasajeros, seguido de Francia (1,207,230), Holanda con 1,124,480, y después Irlanda con casi 900,000 pasajeros.

Parte de este crecimiento durante 2019 es debido a la apuesta de Málaga por mercados como el de Oriente Medio quien durante el verano de 2019 empezó la ruta entre Málaga y Riad, también Qatar opera la ruta Málaga-Doha-Málaga desde 2018. El mercado escandinavo también está aumentando su tráfico, Norwegian incrementó sus plazas un 11,6%.

Para 2020 se espera un crecimiento en el mercado de Oriente Medio, como novedad habrá vuelos directos entre Málaga y Abu Dabi durante el verano gracias a Etihad Airways. Robin Kamark, Director Comercial de la aerolínea dijo: “Queríamos operar esta ruta desde hace mucho tiempo, la Costa del Sol es una región muy popular en nuestro país, seremos los únicos en operar esta ruta”.

En resumen, Podemos decir que el aeropuerto Málaga Costa del Sol conecta con más de un centenar de destinos alrededor del mundo. Esto es un factor clave para empresarios e inversores extranjeros ya que tienen conexiones fáciles entre Málaga y el resto de España y también con sus países de origen. Además de esto, el aeropuerto ayuda al desarrollo del turismo y, por supuesto, a la creación de empleo.