De todos es sabido que Málaga acoge actualmente a un amplísimo número de empresas extranjeras, y que cada vez más emprendedores e incluso freelancers se animan a dejarlo todo atrás para venir a catar las mieles de la capital de la Costa del Sol. Pero, ¿por qué?

Para averiguarlo hemos entrevistado a cinco profesionales que forman parte de compañías tan importantes como Oracle, Accenture o Ikea. Algunas de las empresas a las que representan los entrevistados, se instauraron en Málaga hace ya bastantes años, pero otras son de reciente incorporación.

Es complicado que cinco personas que no se conocen de nada y que trabajan en sectores y puestos ostensiblemente diferentes tengan opiniones tan similares con respecto a algo. Y, sin embargo, ese fue el caso, ya que, todos y cada uno de los entrevistados coincidieron en que Málaga cuenta con buenas infraestructuras y comunicaciones, que es fácil emprender en ella y que se trata de una ciudad en la que es sencillo equilibrar la vida con el trabajo.

En concreto, Carlos Román, vicepresidente de Oracle Direct indicó que algunos de los motivos por los que su empresa decidió abrir sus puertas en la ciudad fueron “la gran comunidad internacional con la que cuenta, además de una buena infraestructura y un fácil acceso a la mayoría de las ciudades y polos importantes de Europa”.

“Me mudé aquí desde Singapur”, continuó, “ciudad conocida por su infraestructura, y tengo que decir que no veo nada significativamente diferente”.

En la misma línea se expresó Dolores Villatoro, Advanced Technology Center Lead de Accenture, que explicó que se escogió Málaga “por lo que llamamos el triángulo mágico: la Universidad, que nos aporta trabajadores preparados, el Parque Tecnológico de Andalucía que nos aporta la infraestructura y demás necesidades para poder trabajar, y finalmente el aeropuerto, que nos permite tener una reunión en Francia y volver para recibir una visita de un cliente inglés al día siguiente”.

Gabriele Scattolo-Malzkorn, store manager de Ikea incidió en lo sencillo que resulta “conectar”, y explicó que esto se debe al “entorno internacional que ya existe”. “Lo mejor de Málaga”, en su opinión, “es este gran movimiento hacia el emprendimiento y los proyectos de innovación que están apoyados por las autoridades”.

Fabio Chiaramonte, CTO de Gymcraft explicó que desde la compañía a la que representa se miraron “diferentes países y vimos que las mejores infraestructuras y los mejores programas de aceleradoras de proyectos se encontraban en Málaga”. “Es un sitio increíble”, continuó, “donde empezar una start-up o una empresa”.

Por último, el Operations Manager de Stanton Fisher, Ricky Leach, incidió también en la importancia de “la infraestructura de transporte para nuestros empleados. Contamos con residentes extranjeros que viven a lo largo de toda la costa. Con lo que tener la oficina en Málaga supone que el 80% de nuestro personal usa el transporte público a diario. Para nosotros la ubicación de la oficina era clave”.

Respecto a la integración del personal en la ciudad, lo tiene claro: “no tuve ningún problema integrándome cuando llegué. Tenemos mucho personal que procede de diferentes países y todos han logrado instalarse aquí y encontrar trabajo”.

Calidad de vida

Para Carlos Román, Málaga cuenta con un gran “equilibrio entre vida y trabajo” y en la ciudad se puede “disfrutar, vivir la vida al máximo y tener la oportunidad de trabajar duro y divertirse”. Explica que viviendo en Málaga se puede “tener la opción de esquiar por la mañana y estar en la playa por la tarde, al igual que poder estar en la oficina por la mañana y poder pasear por el Muelle Uno por la tarde: esto es llevar una buena vida y de verdad creo que es un sitio increíble para vivir”.

Gabriele Scattolo-Malzkorn, por otra parte, explica que Málaga “es una ciudad muy cómoda en cuanto a tamaño. Tiene de todo: muchas opciones de ocio, una gran oferta cultural y, por supuesto, la oferta gastronómica es fantástica tanto en el centro como en el Muelle Uno”.

“Mi integración en la ciudad fue muy fácil”, continúa Gabriele. “Málaga es muy acogedora y su gente es muy cordial y de trato fácil, es fácil establecer nuevas relaciones, hacer amigos, y es muy fácil enamorarse de esta ciudad”.

Hay en Málaga, “un increíble equilibrio vida-trabajo”, asevera Fabio Chiaramonte, “esta es una de las mayores cualidades que ofrece la ciudad”. “Es un ambiente muy agradable. Sería una lástima irse a otro lugar. Así que espero que nos quedemos aquí mucho, mucho tiempo”.

Para Ricky Leach, “Málaga es un gran lugar al que mudarse y encontrar buenas perspectivas laborales, una carrera y no sólo un trabajo”. Cuando tengo visita, me encanta llevarlos al centro. Me gusta sentarme a comer tapas e ir a algunos bares interesantes. Hay buen ambiente”, concluyó.