El segundo barómetro de clima internacional de negocio, realizado por la Oficina del Inversor y la Fundación Ciedes, se ha publicado y muestra cómo Málaga ha incrementado durante el último año un 5% del total de la inversión extranjera en Andalucía.

Desde el punto de vista de Francisco de la Torre, alcalde de la ciudad, este incremento es debido a diferentes razones: “Somos una ciudad hospitalaria, cálida, acogedora, con gente amable y una oferta cultural increíble, una ciudad cada vez más atractiva para los habitantes e inevitablemente llamativa para los empresarios”.

La gerente de la Fundación Ciedes, María del Carmen García Peña, explicó: “Cuando alguna empresa extranjera decide donde invertir, Málaga empieza a tener un papel “muy destacable”. Las razones principales son la localización geográfica, el atractivo del territorio y la infraestructura”.

La encuesta, realizada entre 150 empresas extranjeras, muestra los factores clave para elegir Málaga:

La encuesta también recopila algunos aspectos en los que Málaga debe mejorar. En este sentido, a las compañías les gustaría reducir gastos de electricidad, tener una mayor oferta de colegios internacionales y de negocios, y mejorar el conocimiento de idiomas de los trabajadores.

En cuanto a la inversión del futuro próximo, el 57% de las empresas aseguran que su inversión en Málaga crecerá 5,5 puntos durante el 2019. Este incremento significa que habrá un aumento en la creación de nuevos empleos y que se expandirán las exportaciones.