invertir en agricultura, ganadería y pesca en Málaga

 Agricultura, ganadería y pesca

El resultado final del balance del sector agrario en 2017 en Málaga, a grandes rasgos, puede calificarse de favorable, aunque con matices, ya que muestra un descenso en la facturación del 10,82% en 2017 -738.81 millones de euros- respecto al año anterior.

Bien es cierto que en la campaña anterior se alcanzaron 828,53 millones de euros, en una de las mejores campañas agrarias de los últimos años.

La reducida dimensión de las empresas agroalimentarias en general, o la concentración de oferta, así como la adaptación a las necesidades del mercado global, conquistar nuevos mercados exteriores y consolidar los actuales, son otros de los obstáculos a superar por el campo malagueño.

El descenso total de la facturación del sector viene amortiguado por un pequeño aumento en la producción ganadera. Aspecto este último a tener en cuenta, tras superar el declive de años anteriores, con un leve aumento del 2,6%.

El olivar (181,41 millones de euros, con un decremento del 27,48% respecto a 2016) sigue siendo uno de los cultivos mayoritarios en Málaga (130.000 Ha), aunque desbancado este año por el cultivo hortícola y tubérculo, pasando éste a ser el cultivo mayoritario, con una producción de 186,52 millones de euros y una superficie total cultivada de 8.860 Ha.

Observamos un decremento considerable en la producción de cítricos, pasando de una producción en 2016 de 92,76 millones de euros a 65,59 millones de euros en 2017. Es decir, con una disminución del 29,29%.

Por tanto, cultivos como los industriales, herbáceos, hortícola y tubérculo son los únicos que han arrojado tasas de crecimiento. Por el contrario, y con un gran peso específico en el cultivo, olivar, cultivos subtropicales, cítricos frutos secos, otros frutales y viñedos han mermado su producción.

Facturación agrícola

Cabe destacar la diversidad de las producciones de diferentes cultivos, aun así no se ha conseguido un aumento de la facturación final para 2017. Por sectores, destacan especialmente el descenso del olivar con una disminución del 27,48%.

2017 no ha sido un buen año para el sector olivarero, teniendo una incidencia muy alta la falta de lluvia. Se han producido 47.068 toneladas de aceite y 48.973 toneladas de aceituna para mesa. Ambos datos también se han visto reducidos porcentualmente.

Otro producto característico de la Axarquía es el aguacate, del que se han producido 46.000 toneladas, facturándose 113,62 millones de euros, con un leve descenso del 4,88% con respecto a la facturación del año anterior. El mango, por otro lado, ha aumentado su producción respecto a la de 2016, produciendo 22.000 toneladas y facturando 26,4 millones de euros.

El níspero mantiene su producción de 2.000 toneladas y cae su facturación de 3,26 millones de euros en 2016 a 2,66 millones de euros en 2017.

La Axarquía, para concluir, se consolida como referente europeo en el cultivo y venta de tropicales gracias al clima subtropical de la zona. La gran mayoría de la producción está dedicada a la exportación hacia Europa.

Huerta, cítricos, frutos secos, viñedo y herbáceos

En cuanto a la huerta malagueña, su producción se ha visto incrementada con respecto a la del año anterior en un 3,15%, con un incremento generalizado de facturación en casi todos los productos. El tomate ha generado el mayor incremento, con una facturación de 53,25 millones de euros, lo que representa un 30,9% de toda la facturación del sector hortícola malagueño.

Málaga ha sido considerada históricamente una tierra fértil para el cultivo de cítricos, siendo la cuarta provincia andaluza tras Sevilla, Huelva y Córdoba. No obstante, los cítricos han sufrido un retroceso en su crecimiento con respecto al ejercicio anterior, experimentado un decremento del 29,29% y pasando a facturar de 92,76 a 65,59 millones de euros. El limón mantiene su nivel de facturación con 38,88 millones de euros, con una superficie de 4.134 Ha cultivadas.

Por su parte, el viñedo ha disminuido su facturación respecto a 2016, con un 16,8% -3,45 millones de euros-, sobre todo debido a la bajada de la producción por tratarse de un año especialmente seco.

En cuanto a los frutos secos, también han visto decrecer su producción, con 9,86 millones de euros, un 18,3% menos que el año pasado.

En la Serranía de Ronda se mantiene una producción muy significativa del corcho, que fija su producción en 4.000 toneladas con respecto a las 3.900 del pasado ejercicio.

Por último, los cultivos herbáceos han tenido una evolución positiva este año, con un incremento registrado del 14,5% de facturación. Si en 2016 los agricultores facturaron 25,24 millones de euros con este tipo de productos, este año han registrado 28,92 millones de euros.

 

Balance general del sector ganadero

El balance del sector ganadero ha sido favorable, con una facturación de 110,64 millones de euros, representando un incremento del 2,86% respecto al año anterior.

Porcino blanco y caprino son los que mayor peso específico poseen en cuanto a facturación, siendo 41,01 y 43,97 millones de euros respectivamente su montante anual.

Balance del sector pesquero malagueño

La producción pesquera en la provincia de Málaga este año ha disminuido con respecto a 2016 un 9,18% en tonelaje subastado, y ha habido un incremento de un 20,61% en valoración económica, cuantificándose en 7.023.496,62 toneladas y un valor comercializado de 22,33 millones de euros. Esto supone el 14,59% de las toneladas subastadas en el conjunto de las lonjas andaluzas, y el 14,89% del valor total comercializado en la región.

De los datos obtenidos de las diferentes lonjas de la provincia, la disminución respecto a 2016 se da en todas las lonjas de la provincia de Málaga, a excepción de Marbella.

La lonja de Caleta de Vélez sigue siendo el principal mercado pesquero de la provincia, al comercializar 2.959.438,04 toneladas, con un valor de 8.683.432,88 euros, lo que supone casi un 40% de la producción y más del 40% de la facturación en el ámbito provincial.

El gran valor de las capturas malagueñas es su frescura y su calidad. El sector pesquero en la provincia da empleo a un millar de personas, entre armadores y pescadores.

Como conclusión, en 2017 se ha capturado menos pescado por las paradas biológicas del cerco y del arrastre, y se ha facturado más porque el pescado ha tenido un mayor valor en las lonjas.

Exportación de productos agroalimentarios

Las ventas fuera de nuestras fronteras de productos agroalimentarios que llevan el sello de Málaga representan algo más de la mitad del total de las exportaciones de la provincia.

El principal sigue siendo el Aceite de Oliva Virgen Extra con 285 millones de euros, con código Taric propio desde el 1 de enero de 2017, que a su vez representa el 52,34% del total de exportaciones anuales.

En el segundo lugar se encuentran los Aguacates frescos o secos con 240 millones de euros y un crecimiento con respecto a 2016 del 20,7%, aportando el 10,95% del volumen total exportado en 2017. Podemos relacionar dicho datos con la fuerte presencia en el mercado internacional de las empresas frutícolas malagueñas, en concreto las de la Axarquía.

Es de destacar el crecimiento de las exportaciones en dos países extracomunitarios como China y Estados Unidos, donde las exportaciones se han multiplicado por 20, mientras que se han triplicado en Japón y Suecia, y duplicado en Alemania y Reino Unido.