invertir en agricultura, ganadería y pesca en Málaga

 Agricultura, ganadería y pesca

El resultado final del balance del sector agrario en 2018 en Málaga puede calificarse como muy bueno respecto a las cifras del año anterior. El montante total de facturación del sector agrario malagueño alcanza en 2018 los 803,78 millones de euros, con un incremento del 8,79% con respecto al ejercicio precedente (738,81 millones de euros), y muy cerca del récord de facturación de 2016, cuando se obtuvieron los mejores datos registrados en la provincia (828,53 millones de euros).

Uno de los motivos de esta mejora respecto a 2017 es el aumento de precipitaciones, aunque debemos reseñar también que, al llover de forma torrencial en determinadas fases del año, se han producido daños, especialmente en infraestructuras que afectan al sector.

Se ha de mencionar también que, a pesar de ser la facturación total agraria favorable, y mientras la agricultura mejora su cifra un 10,62% respecto a 2017, con un volumen económico al cierre del ejercicio de 694,9 millones (frente a los 628,17 del ejercicio precedente), no sucede lo mismo con la ganadería, cuya facturación desciende un 1,6%, situándose en 108,88 millones de euros, cifra muy similar a la de 2016.

Por cultivos, el olivar sigue siendo uno de los cultivos mayoritarios en Málaga (130.000 Ha), y su facturación para 2018 se ha cerrado con una cantidad de 254,56 millones de euros entre aceite y aceituna de mesa, lo que supone un récord histórico. La facturación en aceite de oliva ha sido un 42% superior a la de 2017 con 216,03 millones de euros, gracias sobre todo a la abundante producción y los mejores precios. En cuanto a la aceituna de mesa, también se ha batido un récord histórico. El sector ha alcanzado las 60.200 toneladas. Asimismo la facturación se ha incrementado un 31% respecto a 2017, con 38,53 millones, batiendo récord de facturación y de precio.

Observamos un incremento del 4% en la producción de cítricos, pasando de 65,59 millones de euros en 2017 a 68,45 millones en 2018. 

Respecto a los cultivos hortícolas, cabe destacar un descenso de más de 33 millones de euros respecto a 2017, alcanzando 152,84 millones de euros, y bajando a un nivel no visto en los últimos 10 años.

Facturación agrícola

Digno de mención especial en 2018 es el incremento de la facturación del olivar, con un 40% más, y los tropicales con un 7,18%, compensando la bajada en los cultivos hortícolas -con una caída del 18%-, con especial referencia al decremento del tomate, que concentra el 50% de la bajada. 

Productos característicos de la Axarquía son el aguacate y el mango. La producción de aguacate ha facturado un total de 120 millones de euros, casi un 6% más que en 2017.

El mango, por otro lado, continúa su ciclo ascendente, produciendo 36.000 toneladas y facturando 30 millones de euros. No obstante, el precio se ha resentido por el aumento de la competencia.

La Axarquía se consolida así como referente europeo en el cultivo y venta de tropicales, gracias al clima subtropical de la zona. La gran mayoría de la producción está dedicada a la exportación hacia Europa.

Huerta, cítricos, frutos secos, viñedo y herbáceos

En cuanto a la huerta malagueña, su producción se ha visto mermada con respecto al año anterior con un descenso generalizado de facturación en casi todos los productos. Los cultivos hortícolas y tubérculos han facturado 152,84 millones de euros, con una disminución en la facturación de más de 33 millones de euros, debido sobre todo al tomate que agrupa el 42% del decremento del sector.

Por otra parte, Málaga ha sido considerada históricamente una tierra fértil para el cultivo de cítricos, siendo la cuarta provincia andaluza tras Sevilla, Huelva y Córdoba. En 2018 los cítricos han incrementado su crecimiento con respecto al ejercicio anterior en un 4%, con un total de 68,45 millones de euros de facturación. Los principales han sido el limón, con 4.134 hectáreas cultivadas, y la naranja, con 4.112, seguidos de mandarinas y clementinas, con 1.700 hectáreas. Por facturación, encabeza el ránking el limón, con 43,66 millones de euros, seguido de la naranja (18,04) y la mandarina (6,75).

Por su parte, el viñedo muestra niveles bajos de facturación, debido al descenso que ha registrado la uva de pasificación, en producción y precios, muy similares a los de 2017. El sector ha facturado en el último año 3,53 millones de euros, de los que 2,10 corresponden a la uva de vinificación, 900.000 euros a uva de mesa y 500.000 euros  a la pasa.

 

En cuanto a los frutos secos, el almendro es el más importante, con 16.000 hectáreas cultivadas, que produjeron el pasado año 3.700 toneladas de almendras, alcanzando una facturación de 5,66 millones. Le sigue la castaña, con 3.900 hectáreas, que se concentran en la Serranía de Ronda. Este sector factura unos seis millones de euros y produce 3.200 toneladas.

En la Serranía de Ronda se mantiene también una producción muy significativa del corcho, que fija su producción en 4.700toneladas, superando las 4.000del pasado ejercicio.

Por último, los cultivos herbáceos han tenido una evolución positiva este año, con un incremento registrado del 40% de facturación más que en 2017 cuando se llegaron a facturar 28,92 millones de euros.

Balance general del sector ganadero

Durante 2018 el sector ganadero ha visto rebajada su facturación en un 1,59%, pasando de los 110,64 millones de euros de 2017 a 108,88 millones en este ejercicio.

El caprino de leche factura 35,64 millones, mientras que el de carne, con 7,28 millones (8,43 en 2017) presenta su peor registro desde 2002. El resto de los sectores tampoco han mostrado un buen comportamiento. El vacuno de leche, por ejemplo, ha facturado 2,14 millones.

Balance del sector pesquero malagueño

La producción pesquera en la provincia de Málaga en 2018 ha experimentado una ligera subida. Fundamentalmente, un 9,76% en tonelaje subastado, y un 2,3% en valoración económica, cuantificándose en 7.709.373,08 toneladas y un valor comercializado de 22.849.258,89 euros. Esto supone el 15,95% de las toneladas subastadas en el conjunto de las lonjas andaluzas, y el 14,65% del valor total comercializado en la región, por lo que este año, como se ha comentado, ha resultado favorable para la flota pesquera de Málaga. De los datos obtenidos de las diferentes lonjas de la provincia, sólo se registra disminución en la producción en Marbella y Fuengirola.

La lonja de Caleta de Vélez sigue siendo el principal mercado pesquero de la provincia, al comercializar 3.386.413,78 toneladas, con un valor de 9.102.482,44 euros, lo que supone más del 40% de la producción y de la facturación en el ámbito provincial.

Es interesante recordar el gran valor de las capturas malagueñas radica en su frescura y su calidad. El sector pesquero en la provincia da empleo a un millar de personas, entre armadores y pescadores, si bien hay que tener en cuenta que, por diversas causas, el sector ha perdido desde 2005 más de un centenar de barcos.