invertir en turismo en Malaga catedral

Turismo

Málaga, pese a la ralentización de los flujos turísticos nacionales, ha tenido un magnífico año, según los últimos datos del INE. Así, se encuentra entre los cinco destinos más buscados de 2018 por los viajeros españoles junto a Madrid, Cádiz, Valencia y Barcelona.

La ciudad se ha situado como el destino urbano de España que más ha crecido este año en estancias hoteleras respecto a 2017 (6,45%), logrando el segundo puesto en el incremento de visitantes (5,44%). También registra el segundo grado de ocupación más alto (77,7%), por detrás de Barcelona y por delante de Madrid, Sevilla y Bilbao. 

Durante 2018 se produjo un aumento de la actividad turística en meses tradicionalmente más relajados, con aumentos considerables en enero, febrero, mayo, noviembre y diciembre. En concreto, los datos del mes de diciembre reflejan cómo la ciudad ha logrado situarse como destino preferente a nivel internacional gracias al ambiente navideño, las luces y la oferta museística y gastronómica. Todo ello generó en el último mes del año un aumento del 11,51% en el volumen de turistas hoteleros y del 14,78% en el de las pernoctaciones con respecto a 2017. En este último ámbito fue sobresaliente el incremento del 23,08% de las pernoctaciones de turistas internacionales.

En términos globales, Málaga supera por primera vez los 3.000 millones de impacto económico del turismo en la ciudad.

El volumen de ingresos generados el pasado año gracias al turismo también alcanzó una cifra histórica al situarse en los 20.400 millones de euros, un 4,5% más que el año anterior.

Respecto a la provincia de Málaga, cierra 2017 como su mejor ejercicio turístico y se consolida como el destino urbano que más crece con más de 1,3 millones de viajeros alojados, más de 2,4 millones de pernoctaciones y un grado de ocupación del 79%.

El turista internacional ha sido en los últimos años el que ha permitido que la Costa del Sol saliera indemne de la crisis en esta materia, motivado, principalmente, por la inseguridad en otros destinos del Mediterráneo.

Esos otros países como Egipto, Turquía o Túnez, están recuperando terreno. Aun así, el extranjero apuesta por la Costa del Sol hasta el punto de que creció en un 8,2% la llegada de turistas internacionales el año pasado. Aumentaron desde la mayoría de destinos y, aunque Reino Unido y Alemania son los más importantes en volumen, fue especialmente destacable el crecimiento de la llegada de viajeros a través del aeropuerto de suecos (41%), holandeses (29,7%), italianos (27,8%) o daneses (16%).

MERCADOS TURÍSTICOS

En cuanto a los lugares de procedencia de los visitantes, los principales mercados nacionales fueron Andalucía, con un 14,74% del total de turistas (201.730 visitantes); Madrid con el 6,78% (92.859 turistas hoteleros); Cataluña, el 2,87% (39.331 turistas); la Comunidad Valenciana, el 1,76% (24.091 visitantes); y Canarias, el 1,09% (14.874 turistas).

Respecto a los visitantes internacionales, el mercado más robusto durante 2018 fue el procedente del Reino Unido con el 9,15% del total de viajeros hoteleros (125.286 en términos absolutos); Alemania con el 5,22% (71.502 turistas); Francia, el 4,81% (65.804 turistas); Italia, el 4,07% (55.732 turistas); y Países Bajos con el 3,63% (49.650 turistas hoteleros).

 

SEGMENTOS TURÍSTICOS

El segmento MICE (Meetings, Incentives, Conferences and Exhibitions) ha tenido un excelente comportamiento en la mayor parte de ciudades españolas durante 2018 y es, en general, uno de los segmentos estratégicos del sector en Málaga. 

En este apartado, 2018 ha marcado un hito importante: por primera vez la ciudad ha superado los 100.000 congresistas, generando un impacto económico directo para la ciudad de más de 100 millones de euros. 

Los organizadores de congresos comprueban edición tras edición que Málaga garantiza entre un 15 y un 20% más de participantes que cuando eligen otro destino. Las buenas conexiones aéreas, la amplia oferta gastronómica y el clima se han convertido en los ases con los que el sector de congresos certifica cada año un incremento de la actividad.

Málaga concentra una red de museos atractiva y potente con un total de 37 museos, entre los que destacan el Picasso, el Museo de Málaga, el Thyssen, el Automovilístico y de la Moda, el Centro Pompidou y el Centro de Arte Contemporáneo y de los cuales una gran mayoría están en el centro histórico, razón que convierte a Málaga en la ciudad de España con mayor densidad de museos en su casco antiguo.

Junto a los atractivos culturales cabe destacar también el turismo activo y de naturaleza, con propuestas como el Jardín Botánico Histórico La Concepción, el Parque Natural de los Montes de Málaga y el Paraje Natural Desembocadura del Guadalhorce, recursos a los que el turista alemán, por ejemplo, otorga mucha importancia. El número de empresas de turismo activo ha experimentado también un notable crecimiento.

En concreto, la Gran Senda de Málaga se ha convertido en un foco de atracción de nuevos negocios ligados al turismo rural, y los alojamientos ligados a ella se han duplicado en los últimos cuatros años hasta alcanzar los 2.100 establecimientos. 

VIAJES POR TIPO DE ALOJAMIENTO

Málaga vuelve a batir record turístico en 2018, siendo el mejor año en la historia de la Costa del Sol. Continúa el espectacular crecimiento de la oferta reglada de alojamiento debido al incremento y registro de las “viviendas con fines turísticos”, que resulta la tipología con mayor oferta de plazas (40,9%), seguida de los hoteles (27,1%) y los apartamentos (17,6%).

Por otra parte, se han registrado un total de 17.992 empleos en establecimientos reglados de Málaga durante el último ejercicio, lo que supone un aumento del +3,9% respecto al año anterior.

AEROPUERTO DE MÁLAGA

El aeropuerto de Málaga alcanzó el récord de 19 millones de pasajeros en 2018, se  situó el pasado año en cuarta posición con un total exacto de 19.021.704 viajeros, sólo superado por Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca.

Reino Unido es el principal país emisor de pasajeros a Málaga, con más de  2,7 millones de entradas. Ahondando en los datos, el aeropuerto Málaga-Costa del Sol ha cerrado el primer trimestre de 2019 con crecimientos, al registrar un 7,1% más de pasajeros y un 4,1% más de operaciones en el mismo periodo del ejercicio anterior.

CALIDAD TURÍSTICA EN DESTINO

Málaga ratifica la calidad de su oferta turística al incrementar un 9% las certificaciones SICTED (Sistema Integral de Calidad Turística en Destino),  por lo que vuelve a ser en 2018 uno de los destinos nacionales con el mayor número de empresas y servicios distinguidos por su calidad.  La ciudad cuenta ya con 167, distinciones y vuelve a alcanzar el tercer puesto de 191 destinos españoles. Sólo la preceden la provincia de Pontevedra-Rías Baixas con 271 distinciones y Gijón con 220.

Esta certificación engloba tanto a servicios ofrecidos por la propia oferta turística –alojamiento, gastronómica o museística- como a los que, sin ser directamente turísticos, forman parte del itinerario de consumo de los visitantes.

MÁLAGA, MODELO DE TURISMO SOSTENIBLE

Para hacer del turismo una industria sostenible, la calidad es indispensable. Málaga apuesta por potenciar un turismo de calidad más urbano e incorporar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU en cada una de sus líneas estratégicas. Es un pilar esencial de la planificación del turismo de Málaga y así se recoge en el Plan Estratégico 2016-2020.

El turismo puede contribuir, directa o indirectamente, a todos los Objetivos. Concretamente, el turismo aparece en las Metas de los Objetivos 8, 12 y 14, que están respectivamente relacionados con el desarrollo económico inclusivo y sostenible, el consumo y la producción sostenible y el uso sostenible de los océanos y los recursos marinos.

BALANCE TURÍSTICO

Podemos afirmar que 2018 ha sido el mejor año de la historia turística de la provincia de Málaga. Nunca se habían registrado tantos turistas, tantas pernoctaciones, tantos ingresos generados por turistas, tantos empleos turísticos, por lo que Málaga avanza en el camino correcto de apostar por un turismo de calidad y más en el escenario de ralentización general por la fuerte competencia de otros destinos del Mediterráneo.

La provincia consolida un modelo de éxito al que se ha llegado gracias al consenso con el sector privado con el que se marcan las sinergias y las estrategias durante los once años de vida del Foro del Turismo, en el que además se aborda este modelo turístico de forma transversal.

El balance económico ha sido bueno en términos generales, mejor en el caso de los hoteleros y viviendas turísticas, y algo más flojo en el de los bares y los restaurantes.