invertir en turismo en Malaga catedral

Turismo

El turismo en España cerró el año 2017 con un crecimiento de la actividad del 4,4%, lo que ha permitido elevar su contribución a la economía española hasta el 11,5% del PIB nacional.

Aunque el sector turístico continúa siendo el principal impulsor del crecimiento económico y de la creación de empleo nacional, en el cuarto trimestre de 2017 se observa cierta desaceleración propiciada por la inestabilidad política en Cataluña, la caída de los viajeros de negocios y la recuperación de los mercados competidores de España.

A pesar de ello, España sella 2017 como segunda potencia turística mundial superando a Estados Unidos y sólo por detrás de Francia. Hasta noviembre, el número de llegadas de visitantes a nuestro país ya superó al de todo 2016. Así, España encadena su quinto año consecutivo con récord de turistas. Casi 82 millones de turistas internacionales visitaron nuestro país en 2017, lo que supone un 8,9% más que en 2016, una cifra nunca antes alcanzada.

El balance respecto al gasto total por estos turistas también es positivo. Realizaron un gasto de 86.823 millones de euros: en comparación con el año anterior, un 12,2% más. En este sentido, el gasto medio por turista ha crecido un 3,1% en 2017, lo que implica que cada turista se gastó un promedio de 1.061 euros durante su estancia en España.

Durante el primer trimestre de 2018, la actividad turística ha ido a un ritmo más moderado que en los últimos años, aunque se cierra este primer trimestre con un positivo aumento del 3,4% del PIB. Detrás de este frenazo se encuentra la desaceleración del turismo de origen extranjero.

Andalucía, por su parte, en 2017 batió otro récord turístico al alcanzar los 29,5 millones de visitas, una cifra histórica que supone, además, un incremento del 4,7% con respecto al ejercicio anterior, con una entrada de turistas de algo más de 28,2 millones de personas.

De este modo, se prevé llegar a los 30 millones de visitantes este año en la Comunidad Autónoma, objetivo inicialmente marcado para 2020.

El volumen de ingresos generados el pasado año gracias al turismo también alcanzó una cifra histórica al situarse en los 20.400 millones de euros, un 4,5% más que el año anterior.

Respecto a la provincia de Málaga, cierra 2017 como su mejor ejercicio turístico y se consolida como el destino urbano que más crece con más de 1,3 millones de viajeros alojados, más de 2,4 millones de pernoctaciones y un grado de ocupación del 79%.

El turista internacional ha sido en los últimos años el que ha permitido que la Costa del Sol saliera indemne de la crisis en esta materia, motivado, principalmente, por la inseguridad en otros destinos del Mediterráneo.

Esos otros países como Egipto, Turquía o Túnez, están recuperando terreno. Aun así, el extranjero apuesta por la Costa del Sol hasta el punto de que creció en un 8,2% la llegada de turistas internacionales el año pasado. Aumentaron desde la mayoría de destinos y, aunque Reino Unido y Alemania son los más importantes en volumen, fue especialmente destacable el crecimiento de la llegada de viajeros a través del aeropuerto de suecos (41%), holandeses (29,7%), italianos (27,8%) o daneses (16%).

MERCADOS TURÍSTICOS

En relación con el mercado nacional, la provincia de Málaga repunta con un 5,26% gracias al turista que llega a la capital desde el resto de Andalucía.

El 61% de los turistas registrados en Málaga en 2017 fueron extranjeros, un 17% más que en el año anterior. El mercado internacional sigue así subiendo, resultando el origen más importante para la ciudad de Málaga el Reino Unido, que registró el año pasado 125.554 turistas, un 18,5% más respecto al periodo anterior.

La capital creció en 2017 más que la media de España (3,66%), Andalucía (2,61%) y la provincia (1,5%). Fue el municipio malagueño que más creció y el que más viajeros aloja, por delante de Torremolinos (954.001), Marbella (748.367) y Benalmádena (583.324).

El grado de ocupación media en la ciudad en 2017 alcanzó casi el 79%, situándose sólo Barcelona por delante de Málaga, cuya ocupación fue del 79,26%.

Málaga se ha confirmado como un destino sostenible y de calidad y se ha marcado como estrategia imprescindible buscar nuevos nichos de mercado que permitan reforzar el crecimiento en los principales mercados emisores.

SEGMENTOS TURÍSTICOS

Málaga vive una renovación cultural y urbana que la convierten en un destino de moda para el turismo y el capital inversor. Cuenta con casi una cuarentena de museos. Ha logrado captar franquicias de prestigio como el Centro Pompidou que seguirá vinculado a la ciudad hasta 2025.

También destacan en esta oferta el Museo Ruso-Colección San Petersburgo, el Museo Carmen Thyssen, el Museo Picasso, el Museo de Málaga -que alberga una de las mejores colecciones de pintura del siglo XIX y arqueológica de toda España-, el Museo Automovilístico y de la Moda, el CAC (Centro de Arte Contemporáneo), y la Fundación Picasso Museo Casa Natal.

El segmento de congresos, en términos económicos, es uno de los más interesantes para la provincia de Málaga, pues rompe la estacionalidad, ya que se trata de visitantes fuera de la época vacacional, y tiene un importante efecto multiplicador.  Y Málaga ciudad resulta muy atractiva en lo que se refiere a turismo de negocios por su amplio abanico de posibilidades para las empresas.

La Costa del Sol ha mostrado sus potencialidades para acoger grandes eventos de referencia internacional. El segmento MICE, que es como se conoce al turismo de reuniones, incentivos, congresos y exposiciones, tuvo en 2017 un comportamiento extraordinario. Los datos reflejan que el ejercicio se cerró con 233 congresos, lo que supone un incremento del 74,8% con respecto a 2016, y casi 100.000 congresistas, un 48,1% más.

Estos eventos son posibles, en la mayor parte de las ocasiones, por una magnífica y estrecha cooperación público privada, responsable de haber situado a la Costa del Sol en el espectacular momento en el que se encuentra.

Por otro lado, en la Costa del Sol concentra la cuarta parte de los campos de golf de España, y se ha convertido en uno de los destinos más valorados en este sentido.

El turismo gastronómico también se consolida en nuestra provincia. Sabor a Málaga, la marca creada por la Diputación para la promoción de la imagen y calidad de los productos agroalimentarios malagueños, impulsa el turismo gastronómico con notable éxito.

Deportes y conciertos generan en Málaga un impacto de 83 millones de euros. Un 12% de la cifra total de este impacto económico, 10 millones de euros, viene generada por los turistas que visitaron la ciudad.

Cabe destacar también otro evento de referencia, Starlite, el Festival musical que se celebra desde 2012 en Marbella durante los meses de julio y agosto, y que es el festival más largo de Europa.

PERNOCTACIONES

Las pernoctaciones hoteleras en España subieron un 2,7% en 2017, según datos del INE. El mayor impulsor fue el turismo extranjero, con un 3,7% más de estancias.

A escala regional, Andalucía registra en 2017 los mejores datos turísticos de su historia. De este modo, se sitúa como la segunda comunidad que más turistas ha recibido en total y la tercera en cuanto a turistas internacionales. En el último ejercicio hay un aumento de 900.000 pernoctaciones frente a 2016, alcanzado un total de 52,4 millones de estancias. Asimismo, también hay una subida del 2,7% en el número de viajeros, hasta los 18,3 millones en 2017.

En lo que respecta a Málaga y al número de viajeros y pernoctaciones registrados, mantiene su estabilidad con respecto al año 2016, alcanzando una cifra de 5,3 millones viajeros alojados en establecimientos hoteleros y de casi 20 millones de pernoctaciones durante el global del año 2017.

VIAJES POR TIPO DE ALOJAMIENTO

El movimiento hotelero de la provincia de Málaga ha cerrado el año 2017 con un total de 19,9 millones de pernoctaciones, 128 mil noches menos que en el año anterior, o lo que es lo mismo, un decremento en términos relativos de -0,6%. Esta situación se deriva del descenso mostrado por el mercado nacional (-11,1%), que no ha sido compensada por el incremento de la demanda turística extranjera en esta provincia (+3,4%).

El empleo presenta resultados positivos en relación al año anterior, de hecho, los hoteles y pensiones malagueñas han empleado a una media de 13.000 personas, un aumento en términos relativos del 6,3%, situándose como la provincia andaluza con mayor crecimiento en esta variable en este año.

El grado de ocupación alcanzado en la provincia malagueña vuelve a ser el más elevado de todas las provincias andaluzas, se sitúa en un 64%, presentando un crecimiento de 0,5 puntos respecto al año 2016 y superando ampliamente la media andaluza (55,8%).

El notable aumento del consumo turístico, la recuperación del segmento de negocios, la llegada de turistas de larga distancia de mayor nivel de gasto y la apertura y reposicionamiento de nuevos productos de mayor nivel de servicio han intensificado la generación de empleo turístico en las ciudades (6%), especialmente en las ramas de actividad turística vinculadas a su gasto directo en destino, como son el disfrute del ocio, la restauración y el comercio.

La ocupación hotelera en Málaga capital ha crecido durante 2017, pese al fuerte aumento en los últimos años de las viviendas turísticas en la ciudad.

Málaga continúa liderando el crecimiento de los destinos urbanos españoles, por delante de Zaragoza, Palma de Mallorca, Barcelona, Madrid, Bilbao o Sevilla.

En lo que respecta al Aeropuerto de Málaga-Costa del Sol, cerró el año 2017 con el mayor tráfico de pasajeros de su historia, superando los 18 millones, dos millones más que en 2016, gracias al ritmo de crecimiento que mantuvieron tanto el mercado foráneo como el nacional.

El aeropuerto de Málaga es el tercero de la península en volumen de viajeros y la principal puerta de entrada de turismo internacional a Andalucía.

Tabla: Evolución de pasajeros en el aeropuerto de Málaga.

AÑO NÚMERO DE PASAJEROS
2017 18.628.876
2016 16.672.776
2015 14.404.206
2014 13.748.976
2013 12.925.186
2012 12.581.944
2011 12.823.117
2010 12.064.521
2009 11.822.429

Fuente: Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea-AENA (2017)

En relación al transporte ferroviario, el tren se mantiene en posición de clara ventaja respecto al avión en la cuota de mercado de los viajes que se realizan entre Madrid y Málaga.

El AVE Madrid-Málaga cumplió el pasado año su décimo aniversario de la puesta en marcha de esta línea de alta velocidad con más de 20 millones de viajeros. Desde diciembre de 2007, el AVE ha ido ganando terreno al viaje aéreo de forma constante, hasta alcanzar su récord el pasado mes de agosto cuando el tren obtuvo el 88,1% de la cuota de mercado, frente al 11,9% del avión.

Un total de 2.438.426 viajeros utilizaron los trenes AVE Madrid-Málaga durante 2017, cifra que supone un incremento del 2,5% respecto a 2016.

Cabe mencionar también la industria de los cruceros, un segmento del sector turismo que más está creciendo. Málaga lidera la llegada de cruceristas en 2017 superando por primera vez el medio millón y con un impacto de casi 40 millones de euros. El puerto de Málaga, el que más crece en España tras recibir 299 buques durante 2017.

MÁLAGA, CALIDAD INTEGRAL

La Costa del Sol tiende a posicionarse como uno de los mejores destinos turísticos, gracias a la extraordinaria calidad de sus servicios.

Málaga es el único destino de España que en dos ocasiones, 2013 y 2017, ha sido galardonado por la Secretaría de Estado de Turismo con el premio al mejor destino SICTED (Sistema Integral de Calidad Turística en Destino).

Turismo-Málaga ha celebrado en febrero de 2018 el décimo aniversario de su incorporación al SICTED con récord de empresas adheridas. Málaga es actualmente el tercer destino turístico de España con mayor número de adhesiones al SICTED, sólo por detrás de Gijón y la provincia de Pontevedra.

Así, durante estos años el sector turístico de Málaga se ha convertido en un ejemplo de calidad. Entre otros logros, cabe destacar la obtención del sello ISO-9001 en todas las oficinas de turismo o la certificación de las oficinas y el Convention Bureau con la Q de calidad. La oficina de turismo de la plaza de la Marina fue la primera de Andalucía en lograr esta distinción.

Ante estos reconocimientos, el Ayuntamiento de la ciudad estima que son necesarios nuevos hoteles de cinco estrellas para atraer al turista del lujo, que prefiere pernoctar en Marbella o Puerto Banús. La apuesta se ha materializado en el proyecto de un hotel rascacielos en el Puerto de Málaga.

Forman parte de los objetivos para 2018 consolidar las cifras récord de 2017, superar el resurgir de mercados competidores, o reactivar el turismo nacional. En este 2018 se prevé de nuevo disfrutar de un año de récord para el turismo, ya que se considera que existe aún mucho margen de crecimiento.