Málaga ha acogido la novena edición del Foro Transfiere, el principal evento del sur de Europa en la promoción de innovación, tecnología y conexión entre ciencia y empresas. Los organizadores han destacado cómo cada año se hace más popular y el número de participantes se incrementa. El pasado 12 y 13 de febrero el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga acogió a más de 4.000 profesionales de 30 países.

El país invitado este año ha sido Canadá, quien compartió casos de éxito en la transferencia de innovación y empresas adaptadas al mercado europeo; además de un informe de investigación elaborado con España. Además, estuvieron presentes fondos de inversión de Bélgica, Colombia, Dubái, Italia, Marruecos, Méjico o Portugal para dar valor a la ciencia y a las innovaciones tecnológicas.

También el foro fue una plataforma ideal para las universidades, en este sentido estudiantes de diferentes partes del mundo tuvieron la oportunidad de compartir su conocimiento con empresas, creando una sinergia entre Universidad y empresa. Málaga es un caso de éxito de la alianza creada entre la Universidad y las empresas del Parque Tecnológico.

Soluciones innovadoras del Ayuntamiento de Málaga en Transfiere

El Ayuntamiento de Málaga tuvo un stand para mostrar qué tipo de acciones se están llevando a cabo en la ciudad:

Emasa, empresa municipal de aguas, mostró soluciones usando drones en la red de saneamiento y control de residuos, así como el uso de la realidad aumentada en fuentes.

Por su parte, Limasa, empresa municipal de limpieza, habló sobre el desarrollo sostenible explicando cómo están reduciendo la huella de carbono, un 31% menos que hace 4 años. Limasa también lidera el “Proyecto Clima”, una iniciativa que ha disminuido los gases de efecto invernadero en la ciudad.

También la oficina del inversor estuvo allí, mostrado las oportunidades que la ciudad ofrece a empresas, startups, inversores y emprendedores; no sólo como una ciudad para trabajar, sino también para vivir. En este sentido, hubo varias reuniones de negocios con inversores canadienses interesados en desarrollar sus actividades tecnológicas en la ciudad de Málaga, así como también están considerando la posibilidad de abrir nuevos centros de formación y una Cámara de Comercio canadiense en Málaga.