De acuerdo con el Eurobarómetro de la Comisión Europea, Málaga es la única ciudad española incluida en la lista ‘las diez ciudades europeas con mejor calidad de vida’, liderada por Aalborg (Dinamarca), Vilna (Lituania) y Belfast (Reino Unido).

¿Pero qué quiere decir ‘calidad de vida’ exactamente? Podemos encontrar muchas definiciones, pero, en general, se trata simplemente de una forma de medir el nivel de felicidad, satisfacción y bienestar.

Dicho esto, muchos contemplan Málaga como un lugar ideal para jubilarse o para pasar unas vacaciones, pero lo cierto es que esta floreciente ciudad del sur de España es, además, un marco estupendo para hacer negocios. Porque, ¿qué transmite más sensación de ‘Calidad de Vida’ que llegar a un acuerdo en una ciudad bonita y relajada que, además es boyante y está llena de Arte?

Así que, en este artículo, queremos destacar 10 razones por las que pensamos que Málaga es un lugar perfecto para hacer negocios:

  1. Alberga una gran infraestructura que nos permite viajar desde y hasta casi cualquier ciudad europea gracias a su aeropuerto, que ocupa el cuarto lugar en cuanto a volumen de tráfico tras el de Madrid-Barajas, el de Barcelona y el de Palma de Mallorca. El aeropuerto de Málaga realiza conexiones a 60 países en todo el mundo y en 2016 pasaron a través de sus tres terminales más de 16,6 millones de pasajeros.
  2. Cuenta también con una gran infraestructura de carreteras: formada por autovías y autopistas que llevan a todas las provincias andaluzas además de a Madrid y Barcelona.
  3. Aloja una estación de trenes AVE de Alta Velocidad operados por Renfe, que viajan a una velocidad de hasta 310 km/h. Un tren AVE puede conectar a Málaga con Madrid en 2,5 horas, mientras que a Córdoba se puede viajar en aproximadamente una hora.
  4. Tiene el PTA, (Parque Tecnológico de Andalucía) El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) localizado en Málaga, es un lugar de alta calidad para la instalación de PYMES y grandes empresas, innovadoras y respetuosas con el medio ambiente dedicadas a la producción, los servicios avanzados, y la I+D. Es, además, uno de los parques tecnológicos más grandes de Europa.
  5. Tiene a disposición de todos el Palacio de Ferias y Congresos de Málaga (Fycma) que nace en 2003 como una herramienta alineada con el plan estratégico de la ciudad de Málaga, un documento que alumbra los retos y oportunidades de una ciudad que históricamente ha constituido uno de los núcleos urbanos más pujantes y dinámicos del Sur de Europa y del Mediterráneo.
  6. Tiene, en la Universidad de Málaga (UMA) uno de los mejores establecimientos de enseñanza superior de España y desarrolla constantemente programas de educación e investigación con el apoyo de empresas del PTA, actuando, así a modo de knowledge hub.
  7. Todo el mundo (o casi todo) habla inglés en Málaga. Sobre todo, claro, en el mundo de los negocios. Y como siempre ha sido contemplado con un lugar en el que extranjeros pasan su jubilación, es muy fácil encontrar consultores, abogados y asesores financieros bilingües que, en caso necesario, pueden ayudar a aliviar el peso de la burocracia.
  8. Hay en Málaga muchos (y muy buenos) establecimientos hoteleros en los que podemos alojarnos, cenar, organizar reuniones o llevar negocios a cabo.
  9. Y lo mismo ocurre con los restaurantes y los cafés de Málaga. Porque la gastronomía del sur de España está cada vez más reconocida como una de las mejores del mundo. Y el hecho de que a los malagueños les encante comer, y la comida de Málaga sea tan buena forma parte de las muchas razones por las que su calidad de vida es tan buena
  10. Hay más de 50 campos de Golf. ¿Has hecho algunas vez negocios en uno? ¡Quizá debieras! Hay más de 50 en toda la provincial de Málaga.

Podríamos decir que Málaga es un paraíso, pero es que, además, puede ser también percibida como un paraíso para los negocios. Porque, aunque típicamente pensamos en Málaga como en un destino turístico popular, lo cierto es que cada vez está creciendo más como destino de trabajo gracias a su espectacular infraestructura para viajes de negocios, sus centros de convenciones, su gran industria hotelera, y, por supuesto, el mejor clima del mundo. Porque la calidad de vida se puede transferir a cualquier aspecto de nuestras vidas, trabajo y negocios incluidos.