El 2020 empezó hace unas semanas y es tiempo de hacer números, sacar conclusiones del pasado año y, por supuesto, crear expectativas y trabajar en los objetivos para este recién estrenado 2020. El Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) con sede en Málaga, tiene muchas razones para estar feliz y orgulloso del trabajo realizado a lo largo del 2019.

Ha sido un año donde por primera vez en su historia se ha superado la barrera de los 200.000 trabajadores. Un 34% del total de empleados en el PTA proviene de empresas extranjeras con una cifra de 6.700 trabajadores. En cuanto a datos de facturación, el parque facturó más de 2.000 millones de euros.

¿Que está por venir en 2020?

Debido a la creciente demanda de espacios de oficinas durante los últimos meses, o incluso años, cinco nuevos edificios se van a construir creando entre 2.500 y 3.000 nuevos empleos. Cuatro de esos edificios estarán ubicados en la zona norte del parque, se trata de un área con 15.000 metros cuadrados designada para la expansión de la Tecnópolis. El quinto edificio se ubicará en el Campus de Teatinos, un espacio con 7.500 metros cuadrados, manteniendo así la idea de consolidar y facilitar la relación entre la Universidad y el parque tecnológico.

Por otra parte, ya han comenzado las obras de reforma del Centro de Ciencia y Tecnología. El proyecto convertirá este espacio en una aceleradora e incubadora para startups que trabajen en áreas digitales y tecnológicas. Este nuevo centro será gestionado también por el PTA y albergará a una centena de emprendedores distribuidos en espacios de coworking.

Además de lo anterior, el PTA se suma a una nueva red privada blockchain lanzada por la Asociación de Parques Científicos y Tecnológicos de España. Esta nueva red se llama ‘BLOCKPCT‘ y durante tres meses las empresas podrán probarla de forma gratuita. 

A pesar de que estas nuevas iniciativas requieran una inversión de 30 millones de euros, Felipe Romera, Director General del PTA, espera un beneficio neto anual durante 2020 de 241.000 euros.